Forums
Puedes registrarte haciendo Click Aca y disfrutar del Mundo Insano de Naruto.

No estás conectado. Conéctate o registrate

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo  Mensaje [Página 1 de 1.]

Que molestia era para el pelirrojo tener que aceptar misiones y comportarse como un ninja responsable, pero todo sea con tal de no rezagarse en sus objetivos. Tenia una promesa que cumplir, y poco le importaban las opiniones ajenas a su persona a excepción de su padre, el tsuchikage. - ¡Que aburrido! –dijo mientras caminaba con su parasol calzado en el hombro derecho hacia la oficina de su padre, para tomar una de las misiones al azar apareciendo en su mano aquella que citaba la leyenda “Una extraña niebla”. Suspiró leyendo las condiciones mientras salía del despacho con el papel en la mano, claramente habiendo aceptado a pesar de su escasa voluntad de hacerlo.

Ver perfil de usuario
La aldea oculta de las rocas, esta aldea era muy oscura, al menos en apariencia, rodeada de una gran zona rocosa que actuaba como posible laberinto capaz de hacer perderse incluso a los mas osados en el sentido de la orientación, solo aquellos acostumbrados a este terreno eran capaces de sobrellevar el camino para llegar a la aldea que les aguardaba mas allá, la aldea de Iwagakure. En ella se encontraban los aldeanos tan pacíficos y tranquilos, siendo protegidos por los ninjas de la roca los cuales con gran devoción acataban las órdenes de su líder el Tsuchikage para lograr que su hogar se mantuviera próspero frente a las constantes amenazas que representaban las demás aldeas, como no se sabía cuando el equilibrio podría romperse, todos estaban alertas de como se desarrollaba el mundo luego de tan poco tiempo de haberse fundado estas aldeas ninja.

Un joven ninja se había adentrado en la muy frecuentada sala de misiones de la aldea de las rocas en donde se pedían las misiones respondiendo a peticiones de diferentes regiones del mundo que eran enviadas a los shinobi de la roca. Ambos ancianos los cuales se encargaban de entregar las fichas correspondientes según el rango del ninja, observaron como el chico, hijo adoptivo del Tsuchikage se aproximaba a la mesa. Lo miraron con algo de indiferencia, y uno de ellos le entregó su misión la cual constaba de una rango B.

-No nos falles muchachito, como hijo adoptivo del Tsuchikage todos tienen muchas espectativas puestas sobre ti eh, ahora ve a realizar tu misión-

Dijo uno de los ancianos haciéndole entrega del pergamino con la misión rango B escrita en este y sus especificaciones, ahora el chico debería de viajar al interior del país de la aldea de las rocas tal y como se expresaba en el papel, para continuar con su progreso dentro de este evento.

Ver perfil de usuario

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba  Mensaje [Página 1 de 1.]

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.